COPIAR EN EXÁMENES

ECHAD UN VISTAZO A LAS PUBLICACIONES QUE NO SON TÉCNICAS DE COPIAR. SON MUY INTERESANTES PARA AQUELLOS QUE QUIERAN APRENDER A HACER UNA BUENA CHULETA, UN RESUMEN O SABER QUÉ TÉCNICAS SON MEJORES CON LOS DISTINTOS TIPOS DE PROFESORES EN LOS EXÁMENES. DEBAJO DEL TODO ENCONTRARÉIS LAS ENTRADAS MÁS POPULARES DE ESTE BLOG.

CONTADOR DE COPIONES

lunes, 8 de abril de 2013

TÉCNICA PARA COPIAR Nº 5

La chuleta en la mesa. Todos hemos visto estas mesas de colegio/instituto viejas que tienen millones de grabados con cúter, tijeras u otros materiales punzantes en su superficie. Yo no os voy a decir como se hace, seguro que todos vosotros ya lo sabéis, sin embargo os voy a aconsejar como hacer una chuleta medianamente fiable escrita en la mesa.

Para empezar os diré que no os recomiendo por nada del mundo rayar la mesa. Mis argumentos en contra a rayar la mesa son los siguientes: 
  • Algunas mesas están ya tan rayadas que es imposible poder rayarlas otra vez y poder entender lo que hemos grabado.
  • Depende con que se haga el rayado se puede ver más o menos, es posible que algunos rayados solo se vean a tras luz pero sin embargo no se ven con la luz de un fluorescente (como es el caso de la luz que se emplea para alumbrar las aulas).
  • Si el profesor se acerca hacia vosotros porque os ha visto una mirada sospechosa a la mesa estáis cazados.
  • Os llevaría mucho tiempo poder rayarla, bastante más tiempo que si lo escribierais simplemente.
  • ¿Cuándo tenéis pensado rayar la mesa? supongo que lo haríais en otra asignatura o durante el recreo, ¿Y si os pillan? ¡Estáis cazados!
  • Destrozar el material escolar no está bien, aunque a muchos probablemente no les importe.
Por todo esto y más os recomiendo que si tenéis claro escribir vuestra chuleta en la mesa lo hagáis a lápiz, a ser posible portaminas con un trazado muy fino y con una mina blanda (preferentemente 2B). ¿Qué conseguimos con esto? es cierto que nuestra chuleta es ahora mucho más visible pero para eso estamos nosotros, para esconderla. En el improbable caso de que el profesor se acerque a nosotros y presintamos que nos va a descubrir, como estaremos nerviosos seguramente nuestras manos estén sudando y por lo tanto con una simple pero fuerte pasada con la mano por encima de nuestra chuleta hecha de grafito desaparecerá sin dejar rastro. Se acabó el poder copiar, pero nos hemos alejado de las procelosas profundidades del 0 absoluto. 

Personalmente no os recomiendo llevar a cabo esta técnica. Hay otras mucho mejores, ¿Por qué no emplearlas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario